7 Latinos emprendedores te cuentan que debieron derribar para adaptarse a WA.

Publicidad

En nuestras conversaciones y entrevistas con profesionales, trabajadores y emprendedores dentro del estado de Washington, siempre tratamos de realizar preguntas muy abiertas que de alguna manera les permitan expresarse con libertad en temas que son de gran interés para muchas otras personas buscando visitar, vivir o estudiar en este estado del país.

Estan son algunas respuestas recientes de Latinos Hispanos emprendedores en relación a la pregunta ¿Qué (obstáculo) debiste derribar para poder adaptarte al estilo de vida y de trabajo de estas ciudades?

“Si quería tomar ventaja de lo que se me presentaba tenía que salir de mi zona de confort. Saber y entender que todo cuesta, y que si quería lograr mis metas, bajo mis propias exigencias, tenía y tendría que sacrificar muchas cosas, eso incluye salidas con amigas y eventos. Así de simple, porque sí es cierto que no todos venimos a este país con las mismas expectativas o con la claridad mental para reconocer que el que no arriesga, no gana. El éxito requiere de compromiso y sacrificios, esos que al final del camino habrán valido la pena.” – Gisselle.

“Absolutamente ninguno… Vivir en el estado de WA es tan despreocupante y sorprendente. Por supuesto, el tráfico puede llegar a ser un poco estresante, pero esa es la única adaptación que tuve que superar.” – Daniel.

“La verdad que para mí nunca hay imposibles, y antes de vivir en Seattle, viví y estudié en Londres y luego me casé y viví en Phoenix y Silicon Valley en CA. Por esas experiencias abrí un poco más mi mente, aprendí a ser adaptable, tenía que hacerlo, por mi bien.” – Janette.

“Sentirme ‘desencanchado’, es decir, no saber para donde ir y no poderme comunicar con la misma facilidad que lo hago en mi país y con mi idioma fue muy frustrante. Eso me hizo visualizar que debía adaptarme rápido y ajustarme a las nuevas reglas.” – Paco.

“¡El idioma! lo aprendí en la calle y después lo pulí en el College. El poder decir “Ya basta”, “suficiente”, y entender mis diferencia políticas y culturales fue elemental.” – Amaranta.

“Más que un obstáculo, el desafío que enfrenté, al igual que todos los que inmigran a un país extranjero, fue el idioma. He sido una persona muy independiente desde pequeña y el tener que depender de alguien más para expresar lo que yo quería decir o hasta poder comprar algo, fue desafiante. Una vez que aprendí el idioma, me pude desenvolver y sentirme libre y confiada de ir a cualquier lugar. No hay nada como expresar lo que tu deseas y piensas sin intermediarios.” – Laura.

“Primero que nada el idioma y segundo el llegar y encontrarme sin familia, eso fue lo más duro o difícil.” – Claudia.

Artículos Relacionados

Comparte este artículo en tus redes sociales preferidas.

Comentarios

Escribe tu comentario aquí

Publicidad