Elena Camarillo fundó el Congreso de Chingonas pensando en las mujeres que cambiarán e impactarán nuestro futuro.

Publicidad

Elena Camarillo es la fundadora y directora del Congreso de Chingonas, un maravilloso evento anual que brinda un espacio para que las mujeres, latinas principalmente, pudieramos reconocer, compartir y celebrar nuestros éxitos sin limitaciones. Esta Mexicana con 22 años radicada en WA es además de activista, una voluntaria de eventos culturales en español y ocupó el cargo de Directora de Eventos Educativos en Seattle Escribe durante el periodo 2016-2017.

Elena nos comparte que una de sus anécdotas recién llegada a estas regiones fue que llegó sola muy joven, trabajaba mucho entre semana, y por varios meses se inventaba excusas y salidas hasta sentirse agotada. “Había leído que Seattle era la ciudad número uno en suicidios. Inventaba cosas que hacer para no ponerme triste, deprimirme y luego convertirme parte de las estadísticas. Ahora pienso que esto era algo cómico, ¿no?”, nos recalca.

Ella, al igual que muchos Hispanos, tuvo que derribar un obstáculo muy común: educar su oído para entender el inglés – algo que le costó dolores de cabeza. Igualmente, agrega que tuvo que aprender a manejar en el freeway con mucha dificultad siendo que no tenía experiencia manejando, había reprobado el examen de conducir, y llegó a perderse varias veces hasta aterrorizarse. “Me costaba mucho trabajo ubicarme, recuerda, ¡no existían los GPS! Varias veces me perdi por la noche y opté por siempre llenar mi carro de gasolina cuando iba a un lugar que no conocía.” Finalmente, la práctica hace al maestro y terminó conociendo todo el mapa a su gusto y manejando con comodidad.

Apreciado lector te traemos esta entrevista con Elena porque creemos que su experiencia profesional y sus vivencias como latina inmigrante nos dejan ver parte de las dificultades y satisfacciones de lo que implica darle vida a un sueño que influye en la calidad de vida de las personas en nuestro entorno. Y uno de los grandes factores para esa calidad de vida que todos merecemos es la capacidad de hablar y defender lo que creemos con convicción – y para las mujeres de nuestra cultura esta es una tarea más llevadera con el apoyo de grupos de crecimiento.

Latina Seattle: Elena, ¿qué te lleva a emprender el Congreso de Chingonas?

Elena Camarillo: “Por mucho tiempo pensaba que a pesar de que las mujeres latinas habíamos logrado romper muchas barreras en el hogar y el entorno laboral y político, todavía estábamos restringidas a ciertas expectativas culturales, entre ellas, el ser modestas con nuestros logros. Creía que nos limitábamos con la idea de que “calladitas nos vemos más bonitas” y que esta inclinación por la modestia nos impactaba de manera negativa, algunas veces de manera inconsciente. Leí el libro Lean In: Women, Work, and the Will to Lead, que en español se titula Vayamos Adelante: las mujeres el trabajo y la voluntad de liderar y aprendí que desgraciadamente las latinas no éramos una excepción. Concluí que no podíamos perder más tiempo, que debíamos no solo estar orgullosas de nuestros logros, sino también hacerlos nuestros por completo y forjar una relación positiva con ellos. Las mujeres debíamos vivir nuestros sueños y éxitos sin limitaciones. Pensé en mis hijas, ¡tenía que hacer algo!

Fundé el Congreso de Chingonas para brindar un espacio donde las mujeres pudiéramos reconocer, compartir y celebrar de nuestros éxitos sin limitaciones.”



LS: ¿Cuál obstáculo, o situación difícil, presentaste cuando iniciabas con este gran proyecto?

EC: “Una de las situaciones difíciles para mí fue cuando decidimos que el segundo congreso se abriría a la comunidad hispana (el primero había sido entre nuestro grupo de amigas en una propiedad privada). Mujeres cuya opinión yo respeto mucho me aconsejaron que quitara la palabra chingona al nombrar al congreso. No creían que era correcto el uso de una palabra altisonante, y que se utilizaba principalmente en México, para un evento que intentaba unir a todas las hispanas. Fue muy difícil porque yo quería que se nos unieran todas las latinas posibles, pero no encontraba ningún vocablo que denotara la competencia de las mujeres de una manera tan singular como chingona. Además así como las palabras altisonantes connotaban desafío, chingona le daba la intensión justa del congreso (el desafío a las reglas de la sociedad). Creía firmemente que si utilizábamos esta palabra que la misma sociedad decidió que era ‘mala’, de alguna manera practicábamos a hacer cosas que la sociedad pensaba que era ‘malo’, y en nuestro caso era reconocer nuestros logros y metas ambiciosas abiertamente—desafiar las expectativas de modestia que tiene la sociedad para nosotras.

Un obstáculo fue mi propio estilo de trabajo. Siempre quería hacer todo bien. Esto desgraciadamente no es posible, especialmente porque la organización de un congreso conlleva muchas tareas. Aunque el resto de las organizadoras siempre estaban dispuestas a apoyarme, muchas de las tareas recaían en mí. Algunas ocasiones no tenía las habilidades para lograrlas, y otras veces no contaba con el tiempo necesario para que salieran tan bien como me gustaría. Era difícil de aceptarlo. Pero aprendí que si ponía prioridades, y lograba hacer lo más importante de la mejor manera, lo no tan importante podía quedarse no tan bien hecho.”

congreso de chingonas

LS: ¿De qué te sientes orgullosa haber logrado y por qué?

EC: “De cada congreso me he sentido orgullosa y en este tercero en particular me siento orgullosa porque se nos han unido cada vez más mujeres. Estoy muy orgullosa del cariño, dedicación y entusiasmo con que las organizadoras, conferencistas y colaboradoras estaremos trayendo de nuestra chingonería para brindar la mejor experiencia a las participantes del congreso. Espero nos puedan acompañar. Este evento es un regalo de chingonas para chingonas.”

LS: De tus vivencias, ¿qué podrías decir de la comunidad Latina aquí? Y ¿cuáles crees es una de nuestras debilidades y una de nuestras fortalezas?

EC: “Vivo en el Eastside de Seattle. Creo que la mayoría de los latinos en esta área trabajan en Microsoft o empresas de alta tecnología. Tengo la impresión de que muchos siguen sus tradiciones y se juntan en pequeños grupos, sin embargo, la comunidad en sí (en el Eastside) es pequeña y creo que existen solamente uno o dos grados de separación entre un latino y otro. En cuanto a Mexicanos en WA, somos el grupo más grande de Latinos.

Creo que el que seamos unidos es una de nuestras más grandes fortalezas, pero al mismo puede ser una debilidad. Fortaleza porque nos entendemos y nos acompañamos y nos apoyamos—nos sentimos a gusto juntos. Pero debilidad porque nos mantiene en nuestra zona de conforte y nos aísla un poco de la cultura en que nos desenvolvernos—esto nos quita la oportunidad de adquirir nuevas habilidades de adaptación, como aprender inglés o mejorarlo y aprender a llevar buenas relaciones con personas diferentes a nosotros.”



LS: Menciónanos un par de recursos que fueron, o siguen siendo de utilidad para tí desde que emigraste.

EC: “Desde mis primeros días en el área quedé maravillada con el sistema de bibliotecas KCLS por todos los recursos que le ofrece a la comunidad y porque nos da la oportunidad de aprender sin costo alguno.
En los últimos años me he vuelto usuaria de Seattle Public Library, donde he tenido la fortuna de encontrar varios programas en español y en especial, clases de escritura creativa en español. Es precisamente en esta biblioteca donde nació el grupo de escritores Seattle Escribe del cual tengo la fortuna de formar parte.
Creo que un beneficio extra de vivir en Seattle es el ejemplo de una sociedad tan activista y filantrópica. Este ejemplo nos muestra de los recursos y posibilidades, así como el impacto positivo de ciertas iniciativas filantrópicas. Me parece muy inspirador.
Hablando de estos recursos, en el segundo y tercer congreso habremos hecho uso del apoyo de salones de eventos a no costo, y bajo costo, respectivamente. Las personas encargadas de la renta de estos salones decidieron apoyarnos para que nosotras pudiéramos traer con pocos recursos este evento que beneficia a mujeres hispanas.”

LS: ¿Cómo te mantienes actualizada para mejorar en tu rol como directora de un congreso?

EC: “Asisto a muchos eventos, congresos y simposios, tanto en inglés como en español. Así conozco a otros organizadores de eventos y posibles salones de eventos, proveedores, conferencistas y participantes de nuestro congreso.”

LS: Trabajar con equipos multidisciplinario es una habilidad que admiramos en tantas personas, ¿cómo le haces tú para conectar las personas apropiadas para los roles específicos dentro del congreso?

EC: “Creo que lo más importante es ser íntegras y congruentes con la misión y visión del congreso. Si deseamos crear una comunidad solidaria de mujeres que reconocen su valor en el ámbito en que se desenvuelven, las organizadoras debemos empezar por trabajar entre nosotras, con colaboradoras, conferencistas y participantes, en un ambiente de respeto, colaboración y unidad.
Si estas relaciones no fueran positivas, creo que nunca lograríamos la atmósfera de unión y celebración durante el congreso.”

LS: Si pudieras definir cómo te ves con tu emprendimiento en un par de años, ¿que dirías?
EC: “Me imagino que estaría en una comunidad solidaria de mujeres y logrando más conexiones que empoderen a las mujeres. Me imagino a muchas chingonas unidas.”

LS: ¿Regalarías una taza de café, una taza de chocolate o una vaso de cerveza a un turista Latino en Seattle?
EC: “Por supuesto. Dependiendo del turista y la época del año, regalaría cualquiera de las bebidas.”

Conoce más de nuestra entrevistada
Visita su website www.congresodechingonas.org
Su facebook page @CongresodeChingonas


Recuerda darle like o ‘me gusta’ a esta entrevista para seguir motivando a muchas de nuestras mujeres latinas a compartirnos sus vivencias, historias, estrategias y mucho más. Y sí ya tienes en mente a quién recomendarnos para la siguiente entrevista, por favor déjanos un comentario en la parte de abajo 😉

Artículos Relacionados

Comparte este artículo en tus redes sociales preferidas.
  • 60
    Shares

Comentarios

Escribe tu comentario aquí

Publicidad

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*