Cuídate del moho durante el frío y la lluvia.

Es importante que tengas un ambiente sano y limpio tanto en tu hogar como en tu trabajo para que puedas llevar a cabo todas tus actividades tranquila y efectivamente sin causarte daños –evitando así tener que ir al hospital durante estos días de otoño e invierno–. Además, recuerda que al vivir en estas regiones, en donde los cambios climáticos suceden con frecuencia y, a veces, drásticamente, es muy comun que se desarrollen contaminantes en el aire haciendo que la calidad de éste disminuya afectando delicadamente la vida de quienes vivimos aquí.

En el estado de Washington se resalta constantemente, especialmente durante las épocas de lluvias, cuidar nuestros espacios del moho.

El moho al no tratarse a tiempo produce numerosos alérgenos peligrosos, que son sustancias que causan alergías en las personas impactando su sistema inmune y respiratorio. Muchas esporas que están presentes en los lugares donde te desenvuelves generalmente llevan fragmentos de hongos.

Un dato que encontramos interesantísimo para hacerte llegar es que el Centro Nacional de la Vivienda Saludable mostró que entre 6%-10% de la población en general, y entre 15%-50% de personas susceptibles a alergías, estamos sensibilizados para moldear alérgenos. Incluso insisten en que cuidemos nuestros hogares del moho porque está muy relacionado con la presencia de asma en los niños.

El moho lo único que necesita es humedad para crecer, así que hay que limpiar con frecuencia los espacios húmedos y la condensación.

Algo más sobre el moho para que tengas presente.

Los mohos son parte de nuestro entorno habitual, y de hecho en la naturaleza, al aire libre, juegan un papel clave al descomponerse en materia orgánica muerta. Pero es crítico resaltar que en interiores, es decir, en los espacios cerrados donde habitamos diariamente, debemos evitar que crezca el moho.

Los mohos se reproducen por medio de las esporas, flotando a través del aire exterior e interior, hasta llegar a crecer en interiores cuando las esporas del moho aterrizan en las superficies que están mojadas. Si se inhala ese moho puede causarte problemas de salud, rápida o lentamente. Y para detectar si hay presencia de enfermedades generadas por el moho, se necesita detallar la frecuencia de estornudos, erupciones en la piel, ojos rojos y picazones o irritaciónes de gargantas. El moho lo único que necesita es humedad para crecer, así que hay que limpiar con frecuencia los espacios húmedos y la condensación.

Estos son sitios por donde puedes comenzar a limpiar y reparar.

  • Toda tubería que tenga fugas de agua (ojea debajo del fregadero de la cocina, en el baño bajo la poceta, bajo el lavamanos)
  • En los baños y cocinas sin ventilación adecuada.
  • Los espacios bajos de los muebles, estantes y sótanos de la casa o establecimiento.
  • El área donde se localiza el vapor de la ducha y de la cocina.
  • Los lugares donde están las secadoras sin ventilación al exterior.
  • Toda gotera en el techo, paredes o ventanas.

Comparte este artículo en tus redes sociales preferidas.

Comentarios

Escribe tu comentario aquí