Este padre de familia nos enseña sobre el valor de las oportunidades y el poder de participar en pequeñas causas sociales.

Este padre de familia nos enseña sobre el valor de las oportunidades y el poder de participar en pequeñas causas sociales

Crédito de foto: Georgia Vazquez. Elbert Fernandez llegó a Washington en el 2012 y hoy en día ejerce como Project Manager para la compañía T-Mobile, y aunque el llegar aquí […]

Crédito de foto: Georgia Vazquez.

Elbert Fernandez llegó a Washington en el 2012 y hoy en día ejerce como Project Manager para la compañía T-Mobile, y aunque el llegar aquí fue una experiencia que no imaginó y en un trabajo para el cuál no se creía capacitado, sin embargo, fue algo que no se arrepiente todavía vivir a diario. A Fernandez lo hemos ya visto un par de veces participando en actividades comunitarias y familiares en nuestra región, y es una persona que junto a su esposa, dió vida a la causa “Blankets for a Cause” – una causa en la que han podido participar algunos hispanos durante la temporada decembrina aportando productos de higiene personal y vestimenta para las personas sin hogar en Seattle.

Nos interesa traerte parte de esta experiencia desde su perspectiva como profesional, inmigrante, padre de familia y esposo porque en sus palabras estamos seguros encontrarás frases que te dejarán ver aquellas ideas y puntos claves que podrían servirte a la hora de crear actividades, proyectos y colaboraciones con otros para así comenzar a transformar tu entorno con efectividad – especialmente tu entorno familiar que gran impacto tiene en tu desempeño laboral.

Latina Seattle: Entremos con un par de anécdotas de recién mudado a Wa., ¿Cuáles anécdotas recuerdas?
Elbert Fernandez: Jejeje buena pregunta. Recuerdo que cuando me mudé a WA en el 2012 una de las primeras cosas que me impactó fue el nivel de organización y respeto en cuanto al tránsito. Habiendo crecido en República Dominicana (en donde el transitar ya sea en vehiculo, bicicleta o caminando es parecido a un deporte extremo de supervivencia) me llamó la atención el nivel de respeto, consideración y organización que existe aquí y que tan bien fluye todo.

Otra cosa que me llamó la atención, sobre todo de los suburbios, es ver la cantidad de calles que no estaban iluminadas en las noches y que la gente no tiene problemas con ello de salir a caminar, correr o montar bici. Eso para mi si que fue un shock grande y me tomó varios meses superarlo y hacerlo ya que uno trae inculcado el miedo al crecer en áreas urbanas de Latinoamérica en donde prefieres que te saquen un diente sin anestesia antes de caminar de noche por una calle oscura y solitaria.



LS: ¿Cuál es una oportunidad que viste y aprovechaste para crecer en tu carrera profesional?
EF: En el año 2012 recibí una llamada que me cambiaría la vida. Un antiguo compañero de trabajo me contactó y me dijo que en donde estaba laborando estaban reclutando ingenieros para un proyecto que justo iba a comenzar. Originalmente me dió un poco de susto esa posibilidad ya que implicaba dejar mi posición en la empresa en la que había estado trabajando por casi 12 años y debía alejarme de mi país y mi familia. Sumado a esto, también estaba el hecho de que la posición para la que me íba a entrevistar no se alineaba al 100% con mi experiencia laboral prévia lo que seria un cambio radical en todos los sentidos.
Sin embargo, luego de consultarlo con Gisselle tomamos la decisión de que a pesar de los riesgos implícitos, ésta era una oportunidad que no podíamos dejar pasar pensando en el futuro de nuestras hijas. Dicho esto (y con el corazón en la boca, como decimos en mi país), decidimos embarcarnos en este riesgo y al sol de hoy no nos arrepentimos en lo absoluto.

LS: Enfocándonos en la iniciativa social, ¿Cuál es tu rol en Blankets for a Cause?
EF: ¡De todo un poco! (jajajaja), somos una operación pequeña donde los roles son fluídos entre Gisselle y yo. Es innegable que el fuerte de Gisselle es la parte social (es decir, hacer contactos, promoción, outreach, etc.) por lo que esa parte la maneja ella. Yo más bien me encargo del trabajo detrás de bastidores tal como la recolección y movilización de las donaciones, set up/tear down el día del evento, etc.

LS: ¿Qué ha significado para tí el trabajar en esta causa al lado de tu esposa?
EF: Para mi ha sido una experiencia inigualable; siempre nos hemos apoyado mutuamente en el ámbito profesional y en la crianza de nuestras hijas, pero esta es la primera vez que hemos tenido la oportunidad de trabajar mano a mano en un proyecto conjunto y con entregables bien definidos. El trabajar junto a Gisselle para mí ha sido un privilegio ya que me ha permitido ver en primera fila su entrega, pasión, entusiasmo y atención al detalle – esta experiencia no ha hecho más que reafirmar mi admiración por ella.

LS: ¿Cuál es un reto al mostrar ejemplos de dignidad humana para tus hijas?
EF: Para mi significa sacarlas a ellas y a nosotros mismos de nuestra zona de confort y hacerlas entender que tenemos una responsabilidad social para con nuestro prójimo. Es muy fácil sentarse frente al televisor y lamentarse todos los días de las cosas malas que pasan a nuestro alrededor, y otra muy diferente el levantarse, dar el primer paso y servir de catalizador para generar un cambio positivo en todo lo que nos rodea.
Creo que en función de retos el más grande es inculcarles a ellas la idea de que no sean indiferentes al mundo y a las personas que les rodean, y que no se dejen vender la idea de que sus acciones no pueden marcar una diferencia.

LS: ¿Qué logras satisfacer en tu desarrollo personal y profesional con tu participación en esta causa?
EF: Recargar mis baterías a nivel personal y espiritual es la principal satisfacción que me llevó a realizar esta labor. El poder conectar a nivel humano con personas que normalmente no están en mi ámbito personal y/o laboral no hace más que reconfirmar mi idea de que este mundo esta lleno de gente buena y de corazón noble. Al final de la jornada me llevo conmigo esta energía (buena vibra como decimos en mi país) y hago que me impulse en todos mis proyectos.


LS: ¿Cuáles 2 cosas aprendiste de la experiencia con la causa en el 2017?
EF: * Que nuestra sociedad esta llena de gente buena dispuesta a ayudar al prójimo y que solo se necesita una pequeña iniciativa para desencadenar todas estas buenas acciones.
* A no prejuzgar. Antes de iniciar esa jornada nos encontrábamos preocupados por la reacción de las personas (no sabíamos si se desencadenaría algún desorden) e incluso llegamos a pensar en solicitar apoyo de la policía por seguridad. Muy grata fue nuestra sorpresa al ver que el día del evento todo transcurrió de manera muy organizada y sin contratiempos. Otra experiencia invaluable fue el poder conversar y escuchar las historias de vida de muchas personas y darnos cuenta de cómo éstas no encajaban en nuestras concepciones de lo que era una persona indigente.

LS: ¿En qué consideras ambos mejoraron para este evento 2018?
EF:
* Tenemos una mejor idea de cuáles son los artículos más necesitados/demandados, lo cuál nos ha permitido enfocarnos mejor en lo que estamos colectando.
* Optimizamos la logística de recolección, el almacenamiento y el transporte de las donaciones.
* Coordinamos mejor el trabajo con los voluntarios ya que ahora tenemos una idea más clara de cual debe ser el flujo del evento.

LS: ¿Cuál es tu mensaje para los padres latinos hispanos que no han aprovechado oportunidades para participar y cocrear proyectos transformadores en la familia?
EF: Mi mensaje es que dejemos de pensar que nuestras acciones (por pequeñas que parezcan) no tienen un impacto en el mundo que nos rodea. Mostremos a nuestros hijos a ser empáticos, solidarios y realistas y así veremos cómo estos valores no solo los ayudarán a ser mejores ciudadanos sino que también les servirán para ser mejores hij@s, padres, espos@s y profesionales en el futuro.
Como individuos, como familias y como comunidad debemos buscar la manera de romper el ciclo de la indiferencia y aprovechar nuestros valores culturales (no por nada los hispanos nos destacamos como personas cálidas y amistosas) para servir como motor que genere un cambio en nuestra sociedad.

Hispanos latinos en proyectos de causa social en EEUU, Seattle, WA. Dominicanos viviendo en USA
Aquí ves algunas de las imágenes del evento pasado (trabajo realizado por Katherine Wickhorst en el 2017).

Si quieres conocer más de Elbert Fernandez y la causa que representa ojea los siguientes links.
Papá en Aprietos es un blog que mantiene junto a su esposa y en donde escribe artículos sobre su vida como padre.
La información más detallada de Blankets for a Cause este 2018 la encuentras en su página oficial de Facebook.
Síguelos e interactúa con ellos en Instagram. Estarán contentos de saberte. Instagram: https://www.instagram.com/blanketsforacauseseattle/


Y tú apreciado lector, no te olvides de darle un me gusta a esta entrevista y compartirla con tus contactos para que muchos más se motiven a participar en nuestros espacios.

Caja de Comentarios
Comparte este artículo 😉
51Shares

1 comentario en “Este padre de familia nos enseña sobre el valor de las oportunidades y el poder de participar en pequeñas causas sociales”

  1. Gracias Elbert y Guisselle, conociéndoles, cómo les conozco entiendo su gran labor, personas pensantes y con mucha iniciativa siempre y su preocupación y solidaridad con el que los necesita, gracias al Señor por personas como ustedes y que siempre sean prosperos y bendecidos.

Los comentarios están cerrados.

Lo que estamos compartiendo por Instagram
Scroll al inicio