“Conocí a Jorge Enrique González-Pacheco, poeta cubano y director del Seattle Latino Film Festival (SLFF), mientras trabajaba como gerente de comunicaciones culturales en una organización cultural francesa. Se acercó en el 2014 cuando se presentaron patrocinadores potenciales para un segmento de idioma francés del festival. Nosotros proporcionamos el patrocinio, y después de dejar la organización, Jorge Enrique y yo estuvimos en contacto”, comenta Katherine-Wickhorst, una fotógrafa en Seattle, cuando le preguntamos cómo se dió la oportunidad para ella participar en este Festival de Cine Latino.

Katherine ha colaborado en varios proyectos con Jorge en los últimos años. Participó en uno donde lo retrató para un premio que recibió de Hispanic in Philanthropy. También ella fue quién leyó la traducción del poema de Jorge ‘Escritos Inéditos’ en Poets Against Hate el 13 de febrero de 2016. Y cuenta ella que su encuentro multilingüe y multicultural también los obligó a colaborar en una fotografía inspirada en los poemas de su libro Bajo la Luz de Mi Sangre. “Sus poemas son impresionantes, y poseen una calidad increíblemente visual, increíblemente emocional y sensual para ellos. Este viaje de foto-literario es una exposición sobre intersecciones: la intersección entre un poeta y un fotógrafo, la intersección entre un español y un francés (aunque soy un hablante nativo de Inglés y no Francés), entre palabras e imágenes, entre idiomas y culturas. Luego, Jorge Enrique me pidió que tomara retratos del personal y los miembros de la junta del Festival de Cine Latino de Seattle. ¡Y qué experiencia tan maravillosa fue esa! Encantado con mi trabajo, me ha comprometido como el fotógrafo oficial del festival. Siempre le estaré agradecida a él por las oportunidades y el apoyo continuo que me brindó.”

Latina Seattle: ¿Cómo ha afectado tu participación en el SLFF en tu carrera profesional especialmente dentro la comunidad hispana?
Katherine Wickhorst: “El trabajo con el SLFF me ha permitido conectarme con personas de maneras y en lugares que de otro modo no hubieran sido posibles. Me ha proporcionado cierta accesibilidad y credibilidad, como fotógrafo profesional y como individuo que valora la diversidad cultural y lingüística en teoría y en la práctica. Ha sido un honor ser tan bien recibida en la comunidad latina. Aún más porque esta invitación significa una forma de confianza que me inculcaron sus miembros. También es especialmente significativo que la invitación esté relacionada con un evento comunitario que celebra la riqueza de las muchas culturas representadas. Mi trabajo con el SLFF me ha abierto las puertas a numerosas comunidades, ya que las personas se sienten cómodas y confiadas conmigo como alguien que será capaz de capturar de manera auténtica e imparcial sus cualidades esenciales, su espíritu, su visión y su energía. Es un fenómeno bastante común sentirse vulnerable frente al lente de una cámara. Y, sin embargo, con el fotógrafo adecuado, el momento fotográfico puede convertirse en uno muy enriquecedor.



LS: ¿Cuál es una gran experiencia de aprendizaje que viviste en este pasado festival (2017)?
KW: “Tuve una experiencia de aprendizaje increíble. Hasta ese momento, mi fotografía consistía en paisajes urbanos y retratos. Los paisajes urbanos son en su mayoría fijos, aunque tienes elementos que se mueven, dependiendo de lo que elijas poner en tu marco. Mientras las personas se mueven, tienden a adoptar poses bastante constantes (principalmente, aunque no siempre) durante los retratos. El festival me llevó a un nuevo campo, un campo de movimiento, de espontaneidad, de bastante imprevisibilidad. Yo puedo hacer mi investigación adelantada sobre el espacio del evento y la iluminación, y puedo tener un plan, una idea de cómo y dónde ubicarme para tener la mayor probabilidad de obtener buenas tomas, pero cuando el evento se abre y los invitados aparecen, ese plan podría salir tirado por la ventana. Comenzar con un plan siempre es una buena idea pero, una vez más lo confirmo, la flexibilidad se vuelve crucial. Por ejemplo, una dificultad técnica que presentamos con el sonido de Loki7 llevó al actor principal de la película, Isaac Saviñón, a subir las escaleras al escenario de la película. Tuve que tomar una decisión entre permanecer en el teatro con la audiencia o seguirlo arriba. A él lo sentía enojado; No quería molestarlo más al imponerme a mí misma y a mi cámara durante una situación estresante. Pero lo hice de todos modos. Intenté hacerlo de una manera respetuosa e impersonal. Esas fotos detrás de escena terminaron siendo algunas de mis favoritas.

El contenido de lo que estás filmando en un evento también es diferente. Mi trabajo en el festival no era tomar retratos, sino capturar momentos, y especialmente esos momentos extremadamente breves pero poderosos, los que fácilmente se pueden perder al parpadear, que ocurren cuando las personas se reúnen para un evento especial. Mi momento ideal está en la energía, en las interacciones, y es instantáneo. Tampoco hay tiempo para presentarse y conocer a todas y cada una de las personas que estás fotografiando. Lo que hace que surja la pregunta, ¿cómo infundir confianza en alguien con quien no tienes la oportunidad de hablar una palabra? Y creo que la respuesta se reduce a la confianza del fotógrafo. En mi caso me recuerdo, cuanto más me sienta a gusto, más cómoda me sentirán los demás cuando tome su fotografía. Y, por supuesto, hay un lenguaje corporal no verbal que se comunica en momentos como estos, lo cual es muy importante. A veces las personas de las que deseaba tomar fotos estaban lejos de mí. Y yo a su vez tenía que estar lista para moverme tan seguido y tan rápido como fuera necesario. Otra experiencia de aprendizaje valiosa fue notar cuán generosa, amable, abierta y cálida era la gente en la industria del cine. Todos los que fotografié fueron respetuosos y agradecidos por sus fotos. Y todos fueron bastante conscientes de la importancia de proporcionar créditos de fotos al publicar mis fotos. Ellos dieron ese paso ellos mismos -no necesité pedirle a nadie que hiciera eso.”

Fotógrafo profesional en Seattle comparte tips, estrategias y vivencias con eventos culturales latinos
Clic sobre la imagen para ver la galeria de fotos.

LS: ¿Qué es lo que buscaste al retratar estos personajes durante el festival?
KW: “Busqué gente que se relacionara entre sí, se acercara el uno al otro y realmente se conectaran entre ellos. Esa interacción puede tener lugar entre una actriz y un asistente, entre un director y una audiencia, entre dos espectadores, o entre cualquiera o una combinación de estos individuos y yo. Busque pasión y curiosidad. Busque intercambios genuinos, de sonrisas, de miradas, de ideas, de risas, de lágrimas. Y de hecho, ví todas estas cosas en el festival.”

LS: ¿Cuál es el desafío que enfrentas cuando trabajas con un equipo diverso como éste?
KW: «Un pequeño desafío fue no hablar español con fluidez. Dos cosas me ayudaron a superar o al menos compensar esta limitación. En primer lugar, mi entusiasmo y mi respeto por las culturas, los idiomas y la comunicación en general me permitieron estar atenta a cualquier otro indicador que pudiera revelar gestos de significado, expresiones faciales, entonación. En segundo lugar, aunque mis dos años de español en la escuela de postgrado no culminaron en nada cercano a la fluidez, domino el francés. El español y el francés poseen muchas similitudes, así que afortunadamente mi conocimiento del francés me permite entender bastante el español. Sin embargo, estoy muy motivada para continuar con mi español para poder hablarlo yo misma. En general, sin embargo, no siento que haya desafíos particulares que surgieron debido a la composición diversa del equipo en SLFF. Hasta cierto punto, podría ser un desafío dejar de lado cualquier expectativa cultural sobre cómo un evento o intercambio en particular podría ocurrir, pero esas expectativas serían mías y se relacionarían más con mi propia disposición o falta de voluntad para permanecer abierto y flexible. Cuanto más rígidos elegimos ser, más desafiante se nos presenta la experiencia. Y sí creo que ser rígido versus ser abierto y flexible es una elección. Se puede aprender desde el principio, pero todavía es una elección. Creo que algunas de las cualidades que me ayudan a prosperar en un equipo diverso incluyen mi curiosidad natural, mi amor por el aprendizaje y mi amor por las personas.»

LS: ¿Qué te motiva a seguir adelante como proveedora de servicios independientes?
KW: «Disfruto enormemente y sinceramente aprecio la autonomía y flexibilidad de diseñar mi propio horario. Estos dos elementos toman forma tanto en términos de horas como en términos de mi espacio de trabajo físico y me ayudan a lograr un equilibrio saludable entre mi familia y mi carrera. Como madre, mi prioridad es estar presente, no solo físicamente sino también emocionalmente, para y con mi hijo en cada etapa de su vida. Además, es importante para mí compartir mi experiencia y pasión como fotógrafo con él. ¡De hecho, el personal de SLFF y los miembros de la junta lo conocen bastante bien! Mi hijo atendió casi todas las sesiones de fotos (él fue uno de mis dos asistentes de fotografía, el otro fue mi esposo), y ha asistido a varias reuniones. El disfruta mucho participando tanto en mi vida profesional como en mi proceso creativo. Y todo esto a su vez infunde mi fotografía con apreciación adicional y energía creativa.»

Para conocer más de Katherine y conectar con ella directamente visita Kat’s Eye Vue


No te olvides darle un me gusta a esta entrevista para seguir motivando a muchas de nuestras emprendedoras y creativas en WA a contarnos parte de sus vivencias y su gran pasión. Y sí tienes en mente a quién recomendarnos para una siguiente entrevista, por favor déjanos un comentario en la parte de abajo 😉

Caja de Comentarios

Comparte este artículo en tus redes sociales preferidas.