Consejos para ser un voluntario eficaz en Seattle

Consejos para ser un voluntario eficaz en Seattle

Convertirse en un voluntario durante cualquier estación del año ha sido una estrategia genial para muchas personas recién llegadas al estado de Washington. Aquí te damos unas ideas de cómo pudieras tú también aprovecharte de programas de voluntariados sucediendo alrededor de tí.

Si eres recién llegado al estado de Washington y quieres integrarte mejor a la comunidad a tu alrededor, o has perdido tu trabajo y deseas explorar nuevas oportunidades con tus habilidades, convertirte en un voluntario con las diferentes organizaciones que tenemos en este estado puede ser el eslabón que necesitas para traer cambios y mejorías a tu nueva vida. Sin embargo, es importante notar que no es fácil para muchas personas encontrar el mejor programa de voluntariado que satisfaga sus necesidades e intereses. Hay varios casos de quejas de voluntarios insatisfechos con los resultados que obtienen luego de culminar sus actividades con la organización con la cuál tanto aspiraban crecer profesional y personalmente.

Aquí te compartimos los mejores consejos recibidos de personas que han sido voluntarios, ejercido como manager de programas de voluntariados, y hasta palabras claves de coordinadores efectivos en diversas organizaciones en Seattle.

Estos consejos pueden llegar a ser clave para tí si los mantienes en mente cuando creas tu plan con metas claras sobre lo que deseas conseguir y mejorar en esta etapa de reevaluación, de búsqueda de nuevos trabajos, o de esas nuevas actividades significativas para tí.

1 – Pregunta por programas o actividades de voluntariados cerca de donde vives.
Hacer preguntas de boca en boca siguen siendo la mejor manera para que puedas aprender sobre las oportunidades disponibles a tu alrededor y tengas referencias para comenzar. Si escuchas y encuentras una organización que te interesa, llámalos préviamente y solicita toda la información que necesites para servirles en sus programas.

2 – Utiliza tu tiempo de voluntariado como una oportunidad para explorar las opciones en tu carrera o vocación profesional.
Es muy común en Seattle, y en las ciudades principales en Wa., hacer preguntas claves que permitan divisar las opciones en las que pudieras participar y desarrollarte con tus habilidades, y a tu propio ritmo, conseguir entrenamientos e incluso conectar con mentores y personas con experiencias en diferentes industrias y campos que con gusto sumarán valor en tu desarrollo profesional. Algo necesario mencionar es que los programas de voluntariados son las experiencias de primera mano que te permitirán conocer y probar lo que significaría realmente ejercer dentro de una carrera como esa ya siendo empleado fijo.

3 – Contacta diferentes organizaciones para conocer si tienen programas de voluntariados con eventos cortos, esos de una vez (one-time events), y sucediendo con frecuencia.
Ser un voluntario en estos tipos de eventos te va a permitir presentarte y conocer sobre la organización al mismo tiempo que conocerás sobre todas las oportunidades disponibles que puedan tener ellos en el futuro. Al participar en diferentes eventos de voluntariados cortos, intentarás habilidades en las diferentes áreas que te llaman la atención y hacerlo con diferentes organizaciones – lo que te conectará a trabajar con organizaciones que mantienen una cultura en la que te adapatarías con gusto.

4 – Revisa con frecuencia websites (plataformas) reconocidos con información actual de organizaciones publicando oportunidades.
Ejemplo de este tipo de websites incluye www.volunteermatch.org, y www.volunteer.gov
Tanto online como visitando los centros y organizaciones con programas de de voluntariados en persona, tú de seguro conseguirás una actividad que espera justo por tu tipo de personanilidad y capacidad.

5 – Visita las oficinas de apoyo a estudiantes conocidas como “Student Services” dentro de las escuelas, colegios y universidades para expandir tus horizontes.
Y si estás ponderando continuar estudios, muchas de los programas de voluntariados a través de una institución educativa te conecta con negocios y empresas en cuales tu desempeño se traduce a créditos escolares.

6 – Enfócate en un proyecto y no te sobre comprometas.
Sé muy específico en conocer lo que debes hacer y en lo que deseas realmente participar. Cerciórate de presentarte y mantenerte como un voluntario confiable – las organizaciones en las que participes como voluntario se convierten en tu mejor referencia para empresas contratando. Gran parte de las personas que conforman los programas de voluntariados en nuestra región cuentan con directivos que encantadamente refieren buenos voluntarios para trabajos bien pagados y en campos ideales para el tipo de personalidad de sus voluntarios.

7 – Participa en programa de voluntariados que te dejen palpar la realidad de lo que sucede en tu campo profesional de interés.
Cuando llegas a participar en programas de voluntariados en lugares críticos o con urgentes necesidades especiales, por ejemplo, en actividades luego de huracanes, accidentes naturales, cambios clímaticos, y hasta en proyectos con grupos de inmigrantes con desventajas al acceso en servicio comunitario, llegarás a aprender perspectivas mucho más profundas que puede impactar positivamente tus trabajos futuros –. Aprender sobre el impacto de ello en la economía local, las necesidades regionales, las diferencias culturales, los variados recursos de educación, etc., te formará como una persona más adaptable y realista al mercado actual laboral, al mismo tiempo que entrarás en contacto con temas como la diversidad, la inclusión y la equidad laboral (por mencionar ejemplos).

8 – Conoce nuevas personas.
Abrete a la diversidad de mentalidades. Participar en un programa de voluntariado provee una fabulosa atmósfera para conocer personas con intereses similares, o no tan similares, pero que serán clave en lo que nosotros nos referimos aquí como “redes de contactos”.

9 – Utiliza tus nuevas habilidades rápidamente.
Una de las mayores ventajas de ser un voluntario es que podrás utilizar esa habilidad que estés desarrollando. En muchos trabajos en la región todos nosotros no llegamos a emplear tantas habilidades por las cuales nos hemos preparado, y hasta podríamos llegarnos a sentir incapaces en áreas en donde no nos dan oportunidades para participar profesionalmente.
Muchas organizaciones sin fines de lucro (non profit), por ejemplo, afortunadamente ofrecen cientos de oportunidades para explorar con tus nuevas habilidades y formarte más seguro de tí mismo en ello. Con lo que sea que te sientas que eres bueno/a, considera aplicarlo en organizaciones que generen o propicien impacto local, regional o mundial – la satisfacción de participar en actividades que tienen potencial de afectar en gran magnitud es simplemente genial.

10 – Pregúntale a las personas apropiadas.
Pregúntarle a un amigo con una trayectoria interesante en su campo, a lideres religiosos de tu región, a maestros de tus escuelas sobre oportunidades en actividades voluntarias, es una manera perfecta para que te conecten con las organizaciones idóneas. De hecho, muchas de estas personas pudieran estar solicitando asistencia en algunos de sus programas en donde tu pudieras participar. Y si es con tus amistades, nada enriquece más las relaciones que hacer diferencias positivas juntos. Las personas a quienes hemos tenido oportunidad de conectar y con quienes profundizamos en este tema en nuestras ciudades, de alguna manera, están conectadas con proyectos de aporte a la comunidad que desean mejorar.

11 – Toma cursos y clases en donde el servicio a la comunidad sea un componente esencial.
Aprenderás bastante en este tipo de cursos al mismo tiempo que te servirá como plataforma para darte a conocer mejor en tu comunidad, en tu industria y hasta en grupos claves dentro de tu rama. Hay cursos y talleres que te permitirán adaptar el programa y ajustar las actividades en base a tus intereses personales o profesionales.

12 – Apoya clubs, fraternidades, y grupos especializados en alguna materia particular para tu enriquecimiento.
Si no hay ningún programa con ellos, pudieras coordinar y organizar un evento que inicie estas oportunidades. Hay docenas de organizaciones pequeñas en nuestras ciudades que están dispuestas a dialogar y colaborar contigo para que les crees pequeños eventos que igualmente les ayude a ellos con la recoleccion de fondos para sus otros programas , o mejorar su imagen social, entre otras actividades.

13 – Preséntate a profesores y consejeros académicos que puedan conectarte con coordinadores de programas claves en tu industria.
Está de más mencionar que este tipo de acercamiento es una estrategia fundamental para irte desarrollando como experto en tu campo.

14 – Chequea los listados de becas y scholarships.
Con frecuencia aparecen becas para voluntarios en los listados de becas estatales o regionales. Han habido premios para estudiantes quienes han demostrado una capacidad y dedicación excepcional en programas de voluntariados y con gran enfoque, por ejemplo, en pro a cambios sociales. AmeriCorps, Learn and Serve America, como ejemplos, han sido unas de esas organizaciones.

15 – Comienza tu propio proyecto si no encuentras una oportunidad de voluntariado que te permita explorar en tus intereses.
Conversa con expertos en programas de voluntariados y pídeles guía y asesorías sobre cómo podrías comenzar uno tú mismo, aprende sobre qué necesitarías, y de allí ¡sigue adelante!


Apreciado lector y si tu has tenido una grata experiencia como voluntario en Seattle u otra de las ciudades de WA, no dejes de compartirnos parte de ello – déjanos saber en qué roles has participado, qué proyectos te han impactado, qué has podido mejorar, y qué podrías tú recomendar. Y recuerda compartir este artículo.

Caja de Comentarios
Comparte este artículo 😉
23Shares
Lo que estamos compartiendo por Instagram
Scroll al inicio